29 abr. 2017

Ahora...pues no.

Que pasa pues?

Estaba yo mirando las estadísticas de mi blog, si...a veces a uno le entra esa vena narcisista de ver quien y de donde le siguen. Como todos los blogeros me sumo al discurso de que para mi, es lo de menos y bla..bla..bla.. Pero ahí estaba yo, mirando quien me sigue.
Este blog lleva mas de 200.000 visitas y raro es el día que no supero las 200 visitas pero, todo mentira. Una cosa son los contadores que tenemos, esos que algunos exponen como trofeo y otra, las visitas reales que son muchísimas menos de las que cuenta el contador ese. Como el chiste, por cada una que me como, cuento diez.

De las mas de 200 visitas diarias a este blog, son reales menos de la mitad, el resto robots de búsquedas, Spam y esas guarrerías. Ahora me explico yo por que tengo tantas visitas de por ejemplo USA. Allí no me lee nadie, no me leen aquí, me van a leer allí..Ni hablar con otros sitios mas exóticos de donde conectan con mi blog, Singapur, Bankog, una pena.
En definitiva, si estas leyendo este blog y eres humano, bienvenido y que sepas, que perteneces a un grupo reducido de lectores que ha decidido perder unos minutos de su tiempo, en leer este blog. Que yo reconozca, perteneces al 25% de las estadísticas que si leen el blog, el otro 75% no existen ni en mi blog, ni en ninguno por lo que impresionaros con un contador de visitas, es solo un espejismo de la realidad.

Esto viene a que el otro día, me dieron un toque de atención de no abrir algunos de los  enlaces desde donde se conectan a mi blog, al parecer son Virus, Troyanos y Zombis. Que miedo, son trampas que captan nuestra curiosidad para ver quien conecta con nosotros, y solo sirven para infectar nuestro dispositivo y tener controlado todo lo que hacemos, contactos, etc. Nada de visitas. Esa es la causa de que los bloggers inflemos nuestras estadísticas, con falsas visitas desde lugares abstractos que solo buscan infectarnos,  hablando en cristiano. 
Es lo que hay.

Me pide el cuerpo comentar temas de actualidad pero, seré comedido en mis comentarios. En este país están pasando muchas cosas, pero lo peor es la reacción de la gente, en cualquier otro, estaríamos en la calle en barricadas, intentando desalojar de lo publico a los corruptos, pero aquí no, aquí no pasa eso. Aquí, si volviéramos a tener que votar, ganarían los mismos, aquí miramos para otro lado, aquí no pasa nada, aquí  legitimamos el saqueo, ya lo dicen ellos, hemos sido los mas votados, y llevan razón.OLE!!!


Hoy, en lo musical haré un paréntesis a mi mundo FolkyMetalero y volvere a mis orígenes. 

The Specials, Ska del bueno. Finales de los 70, casi niños preadolescentes íbamos con nuestro pantalones cortos, calcetines blancos y zapatos negros. Nos contorneábamos al ritmo de contrapunto del Ska. Yo los primeros que escuche fueron Madness y su éxito: Un paso adelante. Fue porque unos conocidos franceses trajeron el cassete de ese grupo británico que aquí no se conocía, fue espectacular. Después vinieron otros, pero la fiebre del Ska nos duro poco, con la transición todo fue muy rápido y fuimos arrollados en mi caso, por los Sex Pistols. Chico de ciudad, de barrio obrero, carne de cañón.
Empiezo con Ska y termino con Punk, todo esto desde mi visión actual de Folk Metal, Pagano y Tribal, como hemos cambiado...


Deportivamente hablando, semana en blanco...perro flaco todo son pulgas.
Catarro de primavera que me ha dejado parado esta semana, así es la vida.
Hace unos años estaría desesperado, ahora...pues no. Hace unos años me quitaba los catarros con una buena sudada, ahora....pues no. En esto también hemos cambiado.
Yo, también fui un machote, ahora....pues no. Ni siquiera me lo pide el cuerpo, como dije alguna vez yo ya estuve en el otro lado de la linea y se lo que hay, ahora me quedo en el lado cómodo, volver a donde uno ya estuvo, puede ser entrañable pero es poco enriquecedor, me quedo con el recuerdo, y tomando caldo caliente cuan cojo un catarro.

La foto:

Pues si, también hubo una época de mi vida que fui piragüista de aguas bravas. Finales de los 90, habíamos hecho de todo, con treinta y pocos, todo era una locura. 
La verdad es que fue una etapa corta, no llegaron a 5 años desde que hice el primer curso de aguas bravas con la gente de Limite, hasta que me deshice de las piraguas porque no iba a poder tener continuidad,  ni tiempo para ellas.
Como en muchas otras cosas en mi vida, esta fue una gran experiencia pero no era mi fuerte. Quizás por mi rigidez lumbar, no lo se, pero yo nunca fui un piragüista hábil. Sobrevivía porque soy un superviviente nato, además en el estricto significado de la expresión sobrevivir. En Sort casi tenemos el disgusto después de habernos metido en un Noguera Pallares, por encima de nuestras posibilidades. Le metí mucha ilusión y muchas horas, pero no calo.. Me quedo con el grato recuerdo de esos años, con la gente tan sana que conocía, con los tragos de agua que me pegaba cada vez que volcaba, y con la frustración de que esquimotear, solo me salia cuando los dioses se apiadaban de mi, lo normal...vaciar piragua.